Rate this post

 

 

CDMX, a 28 de noviembre de 2018. Mónica Flores, Presidente para Latinoamérica de ManpowerGroup, asistió a la Cámara Española de Comercio para compartir con los socios de la CAMESCOM cómo las empresas pueden beneficiarse al desarrollar iniciativas de carácter incluyente en sus organizaciones.

La inclusión y diversidad es un tema que en México, poco a poco, ha ido permeando en las organizaciones. Sin embargo, aún hay mucho camino por recorrer, ya que el país aún se encuentra en el lugar 81 del WEF Global Gender Gap Index, 2017.

Estas iniciativas, aún se siguen observando como políticas que las empresas “deben” cumplir para llegar a una cuota. Pero la realidad es que “esto debe verse como un cambio de cultura, ya que sólo así se podrá hacer una diferencia real y avanzar en materia de equidad de género e inclusión”, destacó Flores frente a socios de la Cámara y miembros de la Comisión de Recursos Humanos de la Cámara Española de Comercio.

Una empresa que desarrolla actividades de inclusión tiene impactos positivos: Ayuda a aumentar la retención y reducir la rotación, ayuda a identificar el talento a través de un pipeline de talento más amplio; Conduce a la innovación; Mejora el desempeño del negocio; y crea perspectivas diversas y toma de decisiones más firmes.

Sagun el 18th. Annual CEO Survey, PWCalant 2015 los Directores Generales que han puesto en práctica estas iniciativas, han observado un 85% de mejora en el rendimiento del negocio, 78% más en materia de innovación y un 77% en mejora de atención al cliente.

Como se puede observar, la inclusión y la diversidad son factores que detonan el éxito en las empresas, por lo que vale la pena impulsar más estas iniciativas. Por ejemplo, incluir a las mujeres en un ecosistema de liderazgo, garantiza que la empresa sea vista de manera favorable por quienes trabajan o les interesa colaborar allí, así como de sus proveedores y acreedores. A manera de dato, el 86% de las millennials dicen que políticas de diversidad, equidad e inclusión son importantes para decidir si trabajar para una empresa o no.

La propuesta que ofrece Flores es que las mujeres cuenten con un sponsor, quienes les pueden ayudar  al desarrollo de sus carreras, mediante la promoción de su talento. “A diferencia del mentor, el modelo del sponsor se encuentra dentro de la empresa, ofrece guía individual, retroalimentación y lo más importante: promueven y apoyan públicamente a la persona.

Si desea acceder a la presentación completa y/o contactar a Mónica Flores, puede hacerlo a través del micrositio de la Comisión de RRHH de la Cámara Española de Comercio.