*Con presencia en el sector industrial, turístico, energético y automotriz, la inversión española refrenda su compromiso y vocación de permanencia con México.

Durante el 2020 los sectores económicos fundamentales para el desarrollo de México han presentado cambios notables ante la coyuntura actual, brindando datosde comportamiento relevantes, oportunidades de desarrollo y una visión a medio y largo plazo.

La Cámara Española de Comercio en México (Camescom)  a través de los más de 700 grupos empresariales que la conforman, contribuye al desarrollo y mejoramiento constante de los sectores fundamentales para la economía mexicana, mediante la  presencia de empresas de capital español con vocación de permamencia en la mayoria de los sectores económicos.

A diferencia de alguno de los países emergentes, México cuenta  con una  economía fuertemente diversificada y con un firme peso industrial, al igual que presenta oportunidades ligadas a la nueva realidad.

En ese sentido, el sector secundario industrial posiciona a México el 4to importador mundial de maquinaria industrial solo detrás de China, Estados Unidos y Alemania. Este sector representa el 31% del PIB mexicano, el mayor porcentaje de los paises de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Además, presenta un crecimiento exponencial en Estados del Norte del país como Nuevo León y en amplias zonas del Bajío y Puebla.

En cuanto a la industria automotriz y aeroespacial, esta representa el 20% del PIB manufacturero, siendo la industria automotriz la primera receptora de Inversión Extranjera Directa Industrial y la principal industria manufacturera del país.

En el sector turismo, México recibió 45 millones de turistas internacionales en 2019, siendo el séptimo destino mundial con un fuerte crecimiento de inversión en desarrollo de infraestructura turística y con presencia muy numerosa de empresas hoteleras españolas, servicios turísticos, TIC aplicadas al turismo, canal contract; entre otras.

Por su parte, el sector de construcción e infraestructura experimentó una caída del 5% en el 2019 debido a la incertidumbre política, sin embargo, las empresas cuentan con una gran oportunidad debido a la presencia de grandes grupos constructores españoles en México, oportunidades para contratistas y empresas proveedoras de esos grupos en España.

De igual forma, el sector energético mexicano en el cual España es uno de los principales inversores, presenta grandes oportunidades en ámbitos de servicios de ingeniería, bienes de equipo, componentes y  formación. 

Por último, el sector de alimentos y bienes de consumo es cada vez mayor en México, unido a un paulatino crecimiento de las clases medias; la madurez del mercado mexicano y los diversos canales como horeca, tiendas departamentales y online, retailers, autoservicios y  tiendas especializadas que impulsan a las marcas españolas de  vinos, conservas, cárnicos y orgánicos.La Camescom refrenda su compromiso y el de las empresas socias para seguir contribuyendo al­­­ desarrollo sostenible de los principales sectores económicos del país, y continuar con el trabajo colectivo entre la sociedad y el sector empresarial.