• La Camescom fomenta la implementación de tecnología entre los más de setecientos grupos empresariales que la conforman, siendo la inversión española  la segunda en generar flujos de inversión hacia México.

Ante la situación actual y frente al coronavirus, las empresas de capital español han reforzado sus planes de digitalización, con el objetivo de mantener una constante evolución de negocio y contribuir al desarrollo sostenible de México.

En relación a lo que va del primer trimestre del 2020, las empresas españolas han demostrado confianza en el mercado mexicano, así como en la aplicación de tecnología en sus procesos. De acuerdo con datos de la Secretaria de Economía la inversión española  con 1,475.3 mdd (14.3%) es la segunda en generar flujos de inversión hacia México, solo detrás de  Estados Unidos con 4,018.2 mdd (38.9%) y por encima de países como Alemania, Canadá, y Países Bajos.

A través de la tecnología las empresas españolas habilitan, mejoran y transforman sus operaciones y modelos de negocio, alineando estos procesos con buenas prácticas, responsabilidad social corporativa y comportamiento ético.

Las estrategias de digitalización de las empresas socias de la Cámara Española de Comercio en México (Camescom), implementan herramientas como el teletrabajo, la aplicación de te­­cnología en la banca y pruebas tecnologícas en servicios legales. De esta forma, contribuyen al desarrollo de tecnología y mejoran la eficiencia de sectores como servicios financieros, construcción, energía y telecomunicaciones.

Tal es el caso de Banco Sabadell, que apuesta por el desarrollo de una banca digital que facilite los procesos bancarios de corporativos, empresas y banca personal. A través del acuerdo con IBM Services, la entidad financiera impulsa su proceso de digitalización y la evolución estratégica de negocio.

Por su parte Logalty es la primera Legaltech española, es decir, la primera empresa en España en haber aplicado la tecnología a la prestación y comercialización de servicios legales.  Logrando así en los últimos 10 años, generar pruebas electrónicas para más de 32 millones de documentos sin que su aportación haya suscitado especial controversia.

Otro caso de éxito es Minu, la primera empresa en ofrecer un servicio disruptivo que resuelve el problema de liquidez en Latinoamérica en forma justa  para los trabajadores. Su servicio no es ni un crédito ni un préstamo, sino un adelanto del salario de un trabajador que ya ha ganado, y todo esto a través de la aplicación tecnológica desarrollada.

La Camescom fomenta la implementación de tecnología entre los más de setecientos grupos empresariales que la conforman con publicaciones editoriales, conferencias y distintas acciones a lo largo del año. Así como el desarrollo de los pilares estratégicos en los que la recién formada Comisión de Transformación Digital trabaja.