Rate this post

CDMX, a 25 de abril de 2018. La Comisión Fiscal de la Cámara Española de Comercio invitó a Martha Josefina Dorantes Paz, Socia de Impuestos y Servicios Legales en Deloitte México y a Daniel Guaida Azar, Socio en el despacho legal González Calvillo, para platica con los socios acerca lo que implica la nueva Ley Fintech en México.

En el marco de la ceremonia de inauguración de la 81 Convención Bancaria celebrada en Acapulco el pasado jueves 8 de marzo de 2018, el Presidente Enrique Peña Nieto, comunicó a nivel nacional la expedición de la Ley Fintech, estatuto que de ahora en adelante regulará el actuar de las instituciones que emplean la tecnología financiera para sus operaciones comerciales.

En general, esta  Ley permitirá avanzar, con el uso de la tecnología, en abatir el rezago que México tiene en materia de inclusión financiera al tiempo de generar más competencia en el sector financiero en beneficio de los consumidores. Pero para Dorantes la Ley Fintech “no contempla o regula cada aspecto técnico del sector, sin embargo, da tiempo a las autoridades encargadas para emitir regulaciones secundarias que cumplan con dicha finalidad”.

A diferencia de otros países, México cimentó su regulación Fintech de manera genérica con la expedición de la Ley para regular las Instituciones de Tecnología Financiera y reformas a Leyes existentes; ello, para después actualizar al sector con regulación secundaria para aclarar las inminentes lagunas en el mismo.

Por ello, la SHCP, BANXICO, CNVB, CONDUSEF, CONSAR y CNSF, aún deberán emitir disposiciones secundarias sobre prevención de financiamiento al terrorismo, seguridad de la información de clientes, políticas de confidencialidad, en plazos de 6, 12 y 24 meses.

 Entonces qué busca regular la Ley Fintech

Por un lado a las Instituciones de Financiamiento Colectivo (crowfunding). Anteriormente, estas estaban reguladas por la Ley de Crédito y Ahorro Popular. Algunas de estas empresas operaban como Sociedades Financieras Comunitarias (SOFICO’s) y las Sociedades Financieras Populares (SOFIPO’s).

Las Instituciones de fondos de pago electrónico (e-money) también estarán sujetas a esta regulación. Como ejemplos de este tipo de instituciones tenemos a Pay-Pal y cualquier Marketplace o plataforma de compra/venta de artículos en general en donde exista contraprestación monetaria que se pague por medios electrónicos, como lo hace Amazon o e-bay.

Y finalmente también tenemos a las que son de Activos virtuales (exchanges de criptoactivos/monedas). Se considera activo virtual la representación de valor registrada electrónicamente y utilizada entre el público como medio de pago para todo tipo de actos jurídicos y cuya transferencia únicamente puede llevarse a cabo a través de medios electrónico. Las ITF solo podrán operar con los activos virtuales que sean determinados por el Banco de México mediante disposiciones de carácter general.

Estas últimas “son empresas que han sabido aprovechar, capitalizar y mejorar diversas fallas y omisiones del sector financiero tradicional (complejidad en trámites, tiempos, ambigüedad e impacto económico), acercando a la gente a servicios financieros de un modo distinto” aclara Guaida.

Si quiere conocer más sobre el mercado Fintech en México y cómo la nueva Ley regula a este tipo de instituciones, puede consultar la presentación directamente en la Comisión Fiscal de la Cámara Española de Comercio.