Rate this post

CDMX, a 01 de junio de 2018. La Cámara Española de Comercio Capítulo Querétaro invitó a Klaus Rudischhauser, Embajador Extraordinario y plenipotenciario de la Unión Europea (UE) y a Paolo Caridi, Jefe de la Sección Económica y Comercial de la UE, para revisar los avances en la modernización del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM), el impacto en la modificación de las reglas de origen de algunos sectores y el combate a la corrupción.

Uno de los temas que Rudischhauser y Caridi resaltaron durante su reunión con empresarios de El Bajío Mexicano, fueron las dificultades que han enfrentado las empresas europeas en materia de combate a la corrupción.

De acuerdo con cifras de Transparencia Internacional, México se ubica en la posición 135 de 180 naciones evaluadas en materia anticorrupción. Según el organismo, el país obtuvo una calificación de 29, donde 0 es el país peor evaluado y 100 el mejor.

Tanto Rudischhauser, como Caridi, coincidieron en que las Cámaras de Comercio europeas son un vínculo para conocer las necesidades y problemáticas que tienen las empresas europeas en este contexto, y así, actuar en conjunto con los Gobiernos Estatales y Federales para atenderlas.